Au pair

Au pair es una palabra francesa usada para denominar a la persona acogida temporalmente por una familia a cambio de un trabajo auxiliar, como cuidar a los niños. Suele convivir con la familia receptora como un miembro más y recibe una pequeña remuneración así como comida y alojamiento gratuitos. En la mayoría de los casos son estudiantes.

 

El objetivo de la au pair es el conocimiento de una lengua y de una cultura diferentes. Muchos jóvenes quieren mejorar sus conocimientos de un idioma a través de una estancia como au pair. También es una oportunidad para viajar a otros países y conocer otras culturas, sin tener gastos muy altos. Para muchos jóvenes la experiencia au pair es la primera vez que viven y trabajan fuera de su país, por lo tanto ayuda al proceso de madurez e independencia.

 

Para trabajar como au pair, una persona tiene que cumplir con varios requisitos que pueden variar en cada país: edad mínima de 18 años (excepción: Inglaterra con una edad mínima de 17 años), edad máxima: 26-30 años, soltero/a y sin hijos, experiencia con niños, certificado de salud, certificado de buena conducta sin antecedentes policiales.

 

El horario de trabajo también depende del país y del contrato con la familia de acogida. En general, una au pair trabaja alrededor de 30 horas por semana, lo que incluye cuidar a los niños una o dos noches por semana. Las au pairs también tienen derecho a por lo menos un día libre por semana que tiene que ser un domingo una vez al mes.

 

Una au pair debe ser tratada como una parte igual de la familia y no como una sierva y no estarán obligados a llevar un uniforme. No debe haber malentendidos por ambas partes acerca de lo que esto significa. La práctica habitual es que las au pairs coman con la familia la mayor parte del tiempo y participar en algunas de las actividades familiares habituales tales como excursiones y viajes. Sin embargo, las familias de acogida suelen esperar a tener un poco de tiempo para sí mismos, sobre todo en las noches. Durante este tiempo, una au pair puede retirarse a su habitación para ver televisión, estudiar o salir con los amigos.

Requisitos generales

  • Tener entre 18 y 30 años.
  • Hablar inglés un nivel razonable.
  • Tener experiencia práctica de cuidado de niños y ser capaz de proporcionar referencias escritas para probarlo.
  • Mínimo, tener estudios de secundaria o un título equivalente.
  • Estar de acuerdo a pasar la temporada pactada.
  • No haber sido condenada previamente.
  • Presentar un certificado médico que confirme su bienestar físico y psicológico.
  • No estar casada y no tener hijos.

Responsabilidades

Se espera que las au pairs hagan una combinación de cuidado infantil y tareas dómesticas sencillas. No son responsables de las tareas del hogar que no estén relacionadas con los niños o las áreas comunes de la vivienda, que son ordenadas por todos los miembros de la familia. Las tareas de una au pair pueden incluir:

  • Despertar a los niños.
  • Llevarles o traerles del colegio.
  • Ayudarles con sus deberes.
  • Jugar con ellos.
  • Realizar salidas al parque, grupos de juego y otras actividades.
  • Prepararles comidas ligeras.
  • Hacer la colada y planchar la ropa de los niños.
  • Hacer sus camas.
  • Limpiar el baño de los niños.
  • Dejar la cocina limpia y ordenada, incluyendo barrer y fregar el suelo.
  • Compra ligera.